Claves para la vida diaria

Por Christopher Titmuss

1. Rechazar cualquier forma de ganarse el sustento que sea amenazante o destructiva para las personas, los animales o el medio ambiente y crear actividades útiles; tanto si se trabaja por cuenta ajena como si se es autónomo.

2. Practicar un estilo de vida de moderación y simplicidad voluntaria, y hacer que nuestras pertenencias duren.

3. Leer, escuchar y mirar (TV, cine, etc.) sólo lo que sea útil y nutritivo en lugar de abarrotar la mente con pasatiempos de relleno y contenido superficial.

4. Trabajar en la totalidad de nuestros aspectos, físicos, intelectuales, emocionales, espirituales, y en nuestra relación con los demás.

5. Dedicar tiempo cada día para estar a solas y en calma a través de, por ejemplo, meditación, yoga, tai chi, un paseo.

6. Establecer, si es posible, nuestro hogar como una zona “sin humo” ni consumo de carne, como expresión de una sociedad pacífica.

7. Desarrollar el grado de fortaleza interior para mantener los acuerdos, decir “sí” o “no” o “ya te diré” y decirlo en serio.

8. Considerar todos los acontecimientos y experiencias, no importa lo dolorosos que sean, como una oportunidad de aprendizaje.

9. Desarrollar y mantener contacto con personas de ideas afines a través de amigos, encuentros, viajes, cursos y retiros.

10. Valorar “ser” por encima de “tener”; “compartir” por encima de “tomar”; “soltar” por encima de “aferrar”, “abrirse” por encima de “apartarse”, “lucha” (no violenta) por encima de “apatía”.

11. Dar apoyo regular (en efectivo, especie, o ambas cosas) a algunos de la amplia gama de individuos, grupos, organizaciones e instituciones benéficas que manifiestan sabiduría y compasión.

12. En cuestiones políticas ser libre de la limitada ideología de la izquierda, la derecha y el centro para, en su lugar, preguntar ¿Dónde está la compasión?, ¿Dónde el esfuerzo real por la paz?, ¿Dónde la auténtica preocupación por las personas, los animales y el medio ambiente?, y apoyar activamente tal enfoque.

13. Ser receptivo a las alegrías de la vida en uno mismo, en los demás, en la naturaleza, en ser creativo, en las artes, en la conciencia, la inteligencia y la libertad, y celebrar las maravillas y los misterios de la vida.

(Traducción de Mª Jesús S. Almarcha)